¿Qué pasa si no recibo la segunda dosis de la vacuna? | Universidad Ana G. Méndez, Recinto de Cupey

¿Qué pasa si no recibo la segunda dosis de la vacuna?

 

Esta ha sido la pregunta que muchos se hacen al momento de llegar a un puesto de vacunación para recibir su segunda dosis y le informan que la misma no está disponible. Lo primero es no entrar en pánico. Sabemos que las dos vacunas desarrolladas, y a las que tenemos acceso al momento, requieren dos dosis. ¿Qué sucede si omite la segunda dosis? ¿Tengo que empezar de nuevo? Aunque existe poca información sobre qué ocurre a nivel sistémico si saltamos la segunda dosis, no necesariamente tenemos que empezar de cero. Ya la primera dosis logró su efecto y ese no lo vas a perder, pero debemos reforzarlo en algún momento considerando los nuevos periodos de gracia.

Existe una razón por la cual Pfizer y Moderna requieren dos dosis. La razón es que ensayos clínicos en animales y en humanos demostraron que fue más eficaz después de dos dosis. Los ensayos también determinaron el tiempo entre inyecciones. Así pues, determinaron que 21 días eran necesarios para la vacuna de Pfizer y 28 días para Moderna. Este periodo entre vacunas le permite a tu cuerpo desarrollar la inmunidad poco a poco. En este caso, la segunda dosis induce una respuesta inmune robusta para que tu cuerpo pueda combatir alguna exposición al virus de manera más eficaz.

¿Qué es lo oficial en cuanto a los periodos entre dosis? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos declararon el 21 de enero que las personas en esta situación no deben preocuparse tanto. Los CDC publicaron pautas actualizadas sobre la recepción de la vacuna, incluida una sección que indica que las segundas dosis de Moderna y Pfizer-BioNTech se pueden administrar hasta seis semanas (42 días después de la primera inyección) y el efecto será el mismo. Así que todavía tienen 21 días de gracia para recibir la vacuna de Pfizer y 13 días en la de Moderna. La guía también establece que los periodos no deben ser de menos de lo ya establecido: las dosis de Moderna no deben administrarse con menos de 28 días de diferencia y la vacuna de Pfizer no debe tener menos de 21 días de diferencia. Para más detalles, entre al enlace: https://www.cdc.gov/vaccines/covid-19/info-by-product/clinical-considerations.html

También los expertos de la Organización Mundial de la Salud emitieron el viernes, 5 de febrero, las recomendaciones de que el intervalo entre la administración de dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el coronavirus se puede extender hasta seis semanas.

Es importante entender que esta falta de suministro de vacunas no es solo de Puerto Rico; varios países enfrentan circunstancias similares, combinadas con una alta cantidad de pacientes con la enfermedad. La estrategia de no poner la segunda dosis ha sido una que muchos países han estado considerando como una forma de ampliar la cobertura inicial.

Conocemos de la dificultad de muchos ciudadanos en programar estas citas, delegar el trabajo, tomar días por enfermedad y transportar a sus familiares. El recibir un “debemos cancelar y reprogramar su cita” crea inconvenientes. Así que confiemos en que las vacunas llegarán para cumplir la ventana de tiempo extra que tenemos para la segunda dosis.